La compra de una vivienda es una de las inversiones más importantes en la vida de una persona. Un consejo de N. Valentin Neculai para estas ocasiones: no te dejes llevar por sentimentalismos. Es necesario analizar el inmueble detalladamente y tomar decisiones en base a motivos que correspondan con la realidad.

 

Una inversión de esta magnitud no puede presentar sorpresas una vez la hipoteca ya esté firmada. La compra de una vivienda es el inicio de una nueva vida, un paso hacia adelante lleno de ilusión que, si lo damos en falso, puede tornarse en una auténtica pesadilla.

 

Toma nota de los consejos que te ofrezco a continuación. Te servirán para calificar una promoción inmobiliaria de calidad, lo que te permitirá acertar en la elección de tu futura casa.

 

Los 5 consejos de N. Valentin Neculai

 

 1. Información urbanística

 

La calificación del suelo, alineaciones, las condiciones de las terrazas en cubierta, la edificabilidad, la protección integral… No puedes permitir que tu vivienda sea el resultado de una larga lista de infracciones urbanísticas llevadas a cabo mediante obras sin licencia. Si en el futuro queremos abordar determinadas reformas o rehabilitaciones, el Ayuntamiento exigirá el cumplimiento de las normas urbanísticas. En caso de las ampliaciones con infracciones prescritas, las intervenciones que deseemos realizar se limitarán en gran medida si no contribuyen a este cumplimiento con la legalidad.

2. El registro de la propiedad

 

El registro de la propiedad es una nota simple -tiene un valor aproximado de 10 euros- que contiene información sobre la finca, la vivienda, los metros cuadrados y colindantes. Es imprescindible para comprobar que no existen cargos sobre la vivienda, como podría ser deudas con Hacienda.

 

3. ITE (Inspección Técnica de Edificios)

 

Los edificios con más de 45 años están obligados a tener actualizado este informe en el que se detectan las deficiencias constructivas, de estructura o de ornatos. En caso de que la ITE sea favorable, la compra de la vivienda tiene luz verde para proceder.

 

 4. La estructura del edificio

 

No te enamores de una vivienda pensando en el potencial que tiene si se abre determinado espacio sin tener conocimiento alguno sobre la estructura del edificio. Si tenemos en mente reconfigurar los espacios, deberemos tener presente lo que permite la vivienda sin comprometer el sistema portante. En definitiva, no compres una vivienda por lo que puede llegar a ser si no tienes la información pertinente para que pueda convertirse en una realidad.

5. Los futuribles

 

En el momento de la compra de la vivienda, existen determinados futuribles que pueden incrementar el precio de salida, aunque son elementos o servicios que no estarían a nuestra disposición inmediatamente. Por ejemplo, si el edificio no tiene ascensor, pero nos han dicho que el proyecto está aprobado, debemos asegurarnos de que realmente no nos están vendiendo humo: exige el documento del proyecto firmado por el arquitecto y aprobado por el Ayuntamiento.

 

En estos momentos tan importantes para la vida de una persona, procura rodearte de los profesionales más preparados para que todas las decisiones que tomes no tengan ninguna fisura. Expertos como arquitectos, abogados o técnicos te asesorarán del mejor modo posible. Decidir y vivir con la tranquilidad que te proporcionarán no tendrá precio.

 

¿En qué fijarnos a la hora de calificar una promoción inmobiliaria como de calidad?
5 (100%) 3 votes
Please follow and like us: