El verano significa la llegada de las vacaciones, el buen tiempo y la época del año que con más fuerza esperamos. Pero no es oro todo lo que reluce. El verano también trae consigo esos momentos en casa en los que el calor no nos deja descansar, dormir o hacer cualquier cosa sin sudar la gota gorda.

En artículos anteriores, Nicolas Valentin N. ya ha comentado cuestiones relativas a la vivienda: desde cómo acondicionarla para sacarle el máximo provecho hasta los materiales más innovadores que se utilizan en la actualidad para construirlas.

En este caso, no obstante, quiero ofreceros una serie de remedios sencillos, y que casi no implican un coste económico, para que nuestro hogar esté bien preparado ante los próximos meses de calor y sin que ello suponga una factura de la luz que nos haga tirarnos de los pelos.

Los consejos de Nicolas Valentin N. para un hogar más fresco

1. Refrigeración nocturna

 

La noche es el momento del día perfecto para refrigerar tu casa. El aire fresco nocturno refrescará todas las estancias que han acumulado calor durante todo el día. Así pues, abre sin miedo todas las puertas y ventanas creando una ventilación cruzada para favorecer la corriente de aire fresco. Recuerda también estar preparado ante los mosquitos con todo lo necesario: mosquiteras, repelentes, cremas, etc.

2. Ni on ni stand-by

 

Es importante apagar los electrodomésticos que no se estén utilizando. Tampoco debemos dejarlos en stand by porque serán una fuente de calor innecesaria y además seguirán consumiendo energía. Este es un consejo que debemos seguir por el bien de nuestra comodidad en casa y nuestra factura de luz.

3. Ventiladores

 

No vamos a engañar a nadie: donde esté un aire acondicionado, que se quite un ventilador. Sin embargo, si no tenemos climatización en casa, el ventilador puede ser nuestra salvación para días muy calurosos. No bajan la temperatura del hogar, pero son baratos y crean un efecto de aire fresco que puede ser más que agradable. Asimismo, no olvides utilizar sábanas blancas para las camas y los sofás para dar más sensación de frescor y suavidad.

4. Vapor caliente

 

No es nada recomendable en los momentos del día más calurosos o los días con temperaturas más elevadas realizar tareas en casa que ocasione vapor caliente, como en el caso de la lavadora. Intenta no cocinar ni usar el agua caliente entre el mediodía y la primera hora de la tarde. Lo agradecerás.

5. Las estancias más frías

 

El aire caliente acostumbra a subir, mientras que el aire frío se mantiene por debajo por su densidad. La recomendación, por lo tanto, es que, si tu casa tiene varias plantas, te instales en la planta de abajo o pases ahí la mayor parte del tiempo.

Estos son algunos de los consejos que seguimos en casa para intentar convivir con el calor del mejor modo posible. La playa, la piscina o una terraza en la sombra mientras tomamos algo fresco son opciones geniales; pero como en casa, en ningún sitio. Por este motivo, mejor esforzarnos un poco en combatir las altas temperaturas con el objetivo de que no se convierta en una auténtica pesadilla ver una película en el sofá o dormir por la noche.

Consejos para habilitar la vivienda de forma perfecta para el verano
5 (100%) 3 votes
Please follow and like us: