Las personas que me conocen saben que Nicolas Valentin es un hombre que constantemente está buscando una oportunidad de negocio, un producto por explotar, un nicho de mercado. Tal vez por este afán incesable por querer crecer a todos los niveles he logrado alcanzar las metas que me he propuesto.

Mi circulo más cercano, que me disfruta y me padece, también sabe el sector inmobiliario es para mí algo más que una profesión a la que prácticamente le he dedicado mi vida entera. El hecho de edificar viviendas o promover su edificación siempre me ha parecido algo un tanto maravilloso: levantar algo de la nada que a su vez puede ser tan importante para las personas que finalmente deciden vivir ahí.

En este sentido, siempre que leo, estudio o me informo es imposible evitar soñar con los lugares donde me encantaría emprender un proyecto. No me extraña que España se haya convertido en los últimos años en uno de los países con más demanda de inmuebles en Europa, sobre todo en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid. Las zonas costeras tampoco se quedan atrás: ¿quién no quiere invertir en un país que te garantiza unos 300 días de sol brillando en lo alto?

A continuación, comento brevemente las ciudades que a cualquier ávido inversor, y a un servidor, le resultarían del todo interesantes para promocionar la construcción de bloques de edificios.

 

Los 4 puntos españoles predilectos de Nicolas Valentin para una promoción inmobiliaria

 

  1. Barcelona

La Sagrada Familia, las Ramblas, el Parque Güell, el Camp Nou… Barcelona es bella e interesante en todos sus rincones, e incluso en los más recónditos. Nunca ha sido barata, pero la ciudad condal siempre ha representado una magnífica oportunidad inversora. También es necesario mencionar el potencial que tienen otras ciudades como Terrassa, Castelldefels, Vic, Sitges o Sabadell.

  1. Madrid

La capital española también es una ciudad donde uno podría perderse tranquilamente entre sus avenidas, museos y monumentos más emblemáticos. Es una de las zonas más demandas en España para comprar viviendas, así como los principales municipios de la provincia: Móstoles, Fuenlabrada, Torrejón de Ardoz, Getafe y Alcalá de Henares. La inversión en estas zonas es del todo interesante: edificar ahí es el objetivo de cualquier constructora.

  1. Las Islas

El encanto del mar, las posibilidades de ocio y entretenimiento, y el turismo han sido los pilares que han seducido durante décadas a los inversores, tanto nacionales como extranjeros, interesados en las Islas Canarias y las Islas Baleares. He visitado ambos lugares en más de una ocasión y es imposible que no llegue el verano y piense en volver para pasar unos días. Obviamente, son islas muy demandadas a la hora de comprar un inmueble.

  1. La Costa del Sol

La región litoral de la provincia de Málaga concentra gran parte de la inversión extranjera en España. Es una de las zonas más turísticas e importantes y un gran foco de inversión inmobiliaria. Marbella, Torremolinos o Fuengirola son localidades que también generan un gran interés. La recuperación tras la crisis inmobiliaria que tuvo lugar el 2008 nace en territorios como estos de la Costa del Sol.

Si mañana tuviera que afrontar el reto de promover la construcción de un bloque de edificios, no tendría ninguna duda: sería en alguno de estos cuatro puntos. Por lo que se respira, por lo que se vive, por las oportunidades de negocio.

 

¿En qué lugares le encantaría a Nicolas Valentin realizar una promoción inmobiliaria?
5 (100%) 2 votes
Please follow and like us: