El sector de la construcción me ha permitido progresar personal y profesionalmente a lo largo de toda mi vida. Estoy orgulloso de que mi nombre Nicolas V. Neculai haya estado tan estrechamente vinculado a una profesión que tanto me ha enseñado y admiro.

Es obvio que los últimos diez años no han sido los mejores para el sector. No obstante, se aproximan tiempos de crecimiento: el sector de la construcción en España crecerá una media del 3,5% entre 2018 y el 2020.

Es una gran noticia para un sector que acumuló ocho años de caídas. Me parece oportuno, por lo tanto, que nos detengamos un momento y nos preguntemos qué factores están interviniendo para la recuperación de la edificación residencial en España que sin duda vuelve a ser uno de los grandes motores de la construcción.

 

Los 3 puntos clave de Nicolas V. Neculai sobre la construcción en España

 

  1. Adiós a obras faraónicas y transparencia

La crisis ocasionó que una larga lista de empresas del sector se adaptara a una nueva demanda. En los últimos años, las obras de gran envergadura a cargo de grandes constructoras han desaparecido en favor de contratos más pequeños. De hecho, estas grandes empresas han emigrado en busca de contratos más ambiciosos. Este hecho también ha favorecido el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas y que la administración actúe con más transparencia en la adjudicación de obras.

  1. Mejora en la economía

Es un pez que se muerde la cola: si la economía mejora, el consumo aumenta. Los estudios especializados defienden que el gasto en la reforma y en la rehabilitación del hogar para quienes no pueden adquirir una propiedad ha crecido en los últimos años. Asimismo, la banca ha liberado suelo y viviendas por debajo del precio de mercado tras la quiebra de muchas empresas. La compraventa de segunda mano y la compra de suelo han emergido como dos tendencias en alza. Estas circunstancias también han repercutido en los potenciales compradores que han retrasado la compra de una vivienda nueva hasta comprobar que la economía ha mejorado y que la subida de los precios se iba equiparando al aumento de la oferta. En este sentido, mi opinión es que esta demanda brillará por su ausencia a corto plazo: los jóvenes tienen problemas para acceder al mercado laboral, para conseguir contratos y salarios decentes, así que la demanda no aumentará, sino todo lo contrario.

  1. Inversión extranjera

La recuperación del sector de la construcción no se puede entender sin la intervención del capital extranjero ante la carencia de financiación bancaria. Si observamos detalladamente las principales compañías que edificarán viviendas a corto y medio plazo en España, un fondo de inversión aparece en cada una de ellas. La entrada de capital por parte de estos inversores extranjeros o la alianza que han establecido para desarrollar determinados proyectos también marcan el repunte de la edificación residencial.

Recién entrado el año 2018 un nuevo debate está encima de la mesa: ¿estamos ante una nueva burbuja inmobiliaria? Los datos oficiales apuntan que el sector del ladrillo está más que recuperado. No obstante, los números evolucionan tan rápido que muchos se atreven a vaticinar que estamos ante la antesala de una nueva fallida del sector inmobiliario. Desde mi punto de vista, la situación actual en Barcelona y Madrid respecto a la compra de viviendas, y especialmente a los alquileres, debería ser la primera señal para no repetir los mismos errores que permitieron en el pasado el estallido de la mayor crisis inmobiliaria en España.

 

¿En qué estado se encuentra el sector de la construcción?
5 (100%) 2 votes
Please follow and like us: