No tengo ninguna duda de que los edificios sostenibles deben convertirse en los nuevos protagonistas de la arquitectura de ciudades de todo el mundo. Reciclar agua de la lluvia, aprovechar la energía solar o buscar el máximo ahorro de la luz deberían ser aspectos ineludibles para cualquier rehabilitación.

Los edificios inteligentes no son una moda ni una tendencia. Palabra de Nicolas Valentin. Las personas cada vez están más concienciadas respecto a los métodos sostenibles y lo más importante, las nuevas normativas cada vez están más orientadas a su vez hacia la sostenibilidad. Y todo ello no debe significar en ningún caso la renuncia del diseño y el confort.

Un edificio sostenible cumple con su responsabilidad con el medio ambiente y facilita un importante ahorro económico porque el consumo energético es menor. Los edificios de años atrás han quedado obsoletos y no hay nada más importante que su adaptación a esta nueva época contextualizándolos en siglo XXI.

En este artículo me gustaría destacar algunos ejemplos de rehabilitación sostenible que se han basado en la reducción del gasto energético del edificio mediante el aislamiento térmico de fachadas, cubiertas y ventanas, la instalación de equipos con mejores rendimientos y menor consumo y el uso de energías renovables y combustibles menos contaminantes.

 

Ejemplos de rehabilitación eficiente, según Nicolas Valentin

 

Hotel Meliá Vizcaya

 

Este edificio incorpora criterios de sostenibilidad en el diseño y cuenta con un sistema para medir anualmente el carbono generado mientras las estancias están ocupadas con el objetivo de favorecer su sostenibilidad. Este hotel posee instalaciones térmicas y de climatización sostenibles monitorizadas; también una envolvente con aislamiento térmico. El sistema de ventilación y de iluminación brillan igualmente por su máximo aprovechamiento de los recursos naturales.

 

Edificio La Armonía

 

Este edificio municipal de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) se rehabilitó con dos premisas en mente: la eficiencia energética del edificio y la obtención de energía de fuentes renovables. Una bomba de calor geotérmica consigue climatizar el edificio. Las fachadas y la cubierta se tuvieron que aislar por el interior, pues el inmueble es un Bien Cultural de Interés Nacional.

 

Edificio Centro Cultural Daoíz y Velarde de Madrid

 

Esta antigua nave industrial ha albergado una rehabilitación sostenible tras incorporar elementos para su eficiencia energética e integrar sistemas de captación de energías renovables. La cubierta aprovecha la luz y la ventilación natural; asimismo, se emplea la geotermia como energía renovable y el intercambiador tierra-aire como pre-tratamiento del aire primario de renovación.

 

Edificio Modernista de Valencia

 

Esta casa modernista ha sido restaurada con su carpintera y suelos originales, lo que ha minimizado su impacto de CO2. El aislamiento interior se ha realizado con lana de roca y se han utilizado pinturas a base de silicatos, como reivindicación de los productos de origen natural. La instalación de energía solar térmica produce agua caliente sanitaria a la misma vez que surte a la calefacción por radiadores. La chimenea cuenta con un sistema de recuperación de calor que precalienta el aire y se ha potenciado la ventilación natural cruzada.

No existe ninguna duda: un edificio que se rehabilita hoy no puede pasar por alto la cantidad de opciones que tiene para albergar cambios sustanciales respecto a su eficiencia energética. No solo debe hacerse porque ocasionará ventajas de todo tipo a los propietarios de los inmuebles, sino por la repercusión que tendrá en el medio ambiente, que esto sí, es responsabilidad de todos

 

¿Por qué reorientar hacia la rehabilitación eficiente todos los edificios?
5 (100%) 1 vote
Please follow and like us: