No dudamos, o al menos este que escribe, Nicolas Valentin, de que el sector inmobiliario ha sido uno de los que más ha sufrido los efectos de la crisis económica. Esto no implica automáticamente abandonar esta reflexión sin profundizar en aspectos que nos pueden ayudar a entender todos los factores de la ecuación que han propiciado la situación actual: características demográficas, costumbres sociales y económicas, ubicación dentro del panorama turístico, prácticas empresariales…

Es obvio que España necesita que este sector goce de buena salud para su recuperación. El sector inmobiliario debe progresar hacia un modelo de negocio que evidentemente no vuelva a cometer errores del pasado, que ya asumimos como lecciones aprendidas. Un modelo que cuente con mayores requisitos de sostenibilidad para las ciudades y sus infraestructuras.

Los expertos son claros: el modelo de negocio anterior está obsoleto, no funciona, no es válido. No pueden repetirse situaciones de crecimientos exagerados o desequilibrios subyacentes. El futuro inmobiliario del país se debe asentar sobre fundamentos que acepten los errores del pasado para poder enmendarlos en una nueva oportunidad que brinda el mercado.

No podemos perder el tiempo en todo aquello que no sea el desarrollo competitivo y sostenible del sector. Cabe puntualizar que entendemos como sostenible el crecimiento económico más equilibrado y, sobre todo, responsable respecto parámetros económicos, sociales y medioambientales.

Todos los cambios que apoya Nicolas Valentin para un sector inmobiliario sostenible

1. Activos inmobiliarios

 

No queda otra opción que aceptar la pérdida evidente de diferentes activos inmobiliarios, principalmente en el suelo.

2. Activos inmobiliarios problemáticos

 

Los técnicos, los especialistas del sector inmobiliario y el Estado deben ser capaces de gestionar el destino de los activos inmobiliarios problemáticos estableciendo para ello una estratégica determinada.

3. Mecanismos financieros

 

No podemos repetir los errores de años atrás: debemos establecer mecanismos financieros que refuercen el mantenimiento y la recuperación de todos los activos.

4. Inventarios físicos

 

Es conveniente elaborar una estrategia para el desarrollo del territorio que cuente con inventarios físicos valorados del suelo, un informe actualizado de las viviendas que no se han vendido y estadísticas de ventas.

5. Zonas turísticas

 

Uno de los principales activos económicos del país es el turismo: es primordial seguirlo potenciando, seguir manteniendo su visión más atractiva y regenerar todas las zonas turísticas degradadas.

6. Centros de trabajo

 

No se pueden obviar las oportunidades de deslocalización de los centros de trabajo nacionales e internacionales, haciendo hincapié en políticas incentivadoras en zonas con exceso de oferta como las costeras. El trabajo a distancia es una tendencia en alza gracias a los avances tecnológicos.

7. Modelo de negocio y financiación

 

El modelo de negocio debe basarse en la tecnología, la eficiencia y la sostenibilidad, lo que garantizará su competitividad. Por otro lado, los modelos de financiación deben ser equilibrados y lo más alineados posible a los intereses de las entidades financieras, promotores inmobiliarios y clientes finales.

8. Financiación de proyectos

 

Es importante que se impulsen políticas incentivadoras respecto a la financiación de proyectos etiquetados como tecnológicos y sostenibles.

9. Administración pública y municipios

 

Las competencias regionales y estatales sobre urbanística deben aumentar en detrimento de las políticas locales. Por este motivo, es preciso cambiar las administraciones públicas y la financiación de los municipios.

10. Trámites urbanísticos y planes de formación

 

La simplificación, la transparencia y la homogenización de los trámites urbanísticos se deben de incrementar, así como los planes formativos y educativos de la demanda, es decir, el cliente final y el inversor.

Estos son los puntos que considero de gran importancia para que el sector inmobiliario evolucione hacia un modelo sostenible. Seguro que podríamos hablar de otros puntos, aunque espero que encontréis interesantes los que comento. Como sabéis, el sector de la construcción siempre ha sido un mundo apasionante para mí.

La transformación hacia un sector inmobiliario sostenible
5 (100%) 1 vote
Please follow and like us: